Sistemas alternativos de producción de aves
Los sistemas de producción que difieren al uso de jaulas que han adoptado productores avícolas nacionales son prácticamente los mismos que han sido replicados a nivel internacional, y que ya han sido estandarizados no solo a los requerimientos del cliente o retail, sino también incluyen el bienestar animal de las aves, sumado a buenas prácticas de producción.

Todo integrado de tal manera que permita dar seguimiento y las certificaciones pertinentes sobre el compromiso de producción sustentable con respeto al medio ambiente y a las personas involucradas en todo el desarrollo de la actividad avícola.

Estos sistemas tienen como finalidad diferenciarse del sistema convencional o de ¨jaulas¨, los cuales se ven en la actualidad (más aceleradamente los últimos años), tienden a estar en retirada y hacer la conversión al nuevo estándar que definen los nuevos consumidores; Gallinas felices.

Si bien la utilización de esa definición (gallinas felices), no está del todo bien utilizada, debido a que el sistema de jaulas no permite un maltrato animal y como toda actividad pecuaria responsable se preocupa de las cinco libertades del animal, el cliente en la actualidad prefiere un producto final con menos intervención en el ciclo de vida de las aves. Volver a lo más natural del proceso de producción junto con el ciclo biológico de las aves. Aun así existe un prejuicio sobre el sistema de jaulas, sin entender que es una actividad pecuaria regulada como cualquier otra.

Por tal motivo el desarrollo de sistemas alternativos de producción son vistos como el complemento perfecto en la actividad avícola, con sus virtudes y desventajas competitivas, pero siempre con el fin de promocionar confianza en el consumidor final del alimento que se esa otorgando.

Son 3 tipos de desarrollos productivos distintos al tradicional que son mayormente utilizados; free-range, orgánicos, cage free.

Free Range. Es el sistema con más aceptación en personas preocupadas del bienestar animal. Es considerado una práctica de uso de tierra y aves sostenible para el ambiente y en armonía con las aves. De manera sencilla, es un sistema en el cual las aves pueden desplazarse fuera del lugar donde pasan su etapa productiva y de donde reciben alimentación y refugio. Utilizado tanto en aves para carne o huevos. SI bien las aves tienen contacto con el exterior, hay un cierre perimetral que delimita su movimiento por tema de bioseguridad, pero permite un gran margen de libertad movimiento.

Orgánicos. Si bien la manera más sencilla (pero costosa) de comprobar que los huevos o carne son de procedencia orgánica, vale decir, sin uso de productos artificiales en la alimentación, agroquímicos o provenientes de granos genéticamente modificados (OGM). No muchos son capaces de absorber ese costo al inicio de un desarrollo de producción avícola. Además deben ser aves en un sistema free range establecido. No se pueden utilizar antibióticos o medicamentes sintéticos. Todo debe ser natural. El producto final es por lejos el que más retorno otorga al comercializarlo.

Cage free.es una sistema que mezcla la protección de un sistema de jaulas del exterior, permite libre movimiento de las aves dentro de la unidad. Salida fuera de los galpones no está permitido. La libertad de movimiento permite la expresión total del ave, y a su vez estar protegido del clima, depredadores o cualquier variación externa que pueda ser perjudicial para el plantel.


Estos distintos tipos de sistemas, tiene como fundamento en primero lugar, permitir de manera más eficaz las 5 libertades para el animal (Aves);

- libre de hambre, de sed y de desnutrición
- libre de temor y de angustia
- libre de molestias físicas y térmicas
- libre de dolor, de lesión y de enfermedad
- libre de manifestar un comportamiento natural.

El sistema que tu prefieras utilizar, tiene que estar de la mano de un estudio no solo del retorno monetario que quieras obtener, sino también tu realidad local, el ambiente donde te encuentras, la genética de aves que quieras utilizar y todos los factores que estarán directa e indirectamente relacionados con tu producción final.

La realidad chilena nos muestra que estos temas aún están dando los primeros pasos, donde la normativa legal, las certificaciones y la fiscalización del cumplimiento de todos los procesos vinculados, aún no están del todo regularizado. El desafío para ti como productor, es desarrollar esta actividad lo más eficaz y respaldando toda tu producción para comprobar que cumples con lo que exige el mercado. Y estar listo para cunado las leyes dicte una normativa final.